ACERCA DE…

Agrayco Garden   surge de la idea de un graduado en ingeniería hortofrutícola y jardinería, amante y coleccionista de cactus y crasas (plantas suculentas), buen conocedor de sus nombres científicos y siempre activo en la búsqueda y adquisición de nuevos ejemplares.

La afición por coleccionar este género de plantas surgió desde que era pequeño cuando empecé a conocer este mundo de las plantas de la mano de mi abuela. A partir de entonces comienzas a conocer distintas variedades, formas, colores y cuidados de las mismas, hasta que te regalan algunas y ya empieza a despertarse ese interés por las mismas.

Es entonces cuando empiezas a informarte aún más sobre ellas, sobre sus cuidados, sobre su evolución, sobre sus flores, sobre sus variantes, etc. y te das cuenta de que son un tipo de plantas que no necesitan mucha agua (con lo cual es ideal para esas personas “despistadas” jajaja, es broma…  😉 ) y que además la mayoría soportan bien el clima cálido, pudiéndose ubicar, en general, en lugares soleados, ya sea en nuestra terraza, balcones, estanterías exteriores, etc.

En mi caso, tenía claro que lo que quería estudiar era el mundo de las plantas porque era algo que me apasionaba, y me apasiona. Con el paso de los años, fui cursando varios estudios, incluidos ciclos y ahora mismo el Grado en Horticultura y Jardinería. Durante todo este tiempo fui adquiriendo muchísimos conocimientos y a la vez ampliando mi colección de cactus y suculentas. Como ustedes ya saben, una vez empezamos a formar nuestra pequeña colección, no podemos parar “ese gusanillo” de seguir buscando dónde adquirir nuevos ejemplares. 😀

Al principio, cuando nos iniciamos en este campo, empezamos visitando los viveros que nos quedan relativamente más cerca, vemos sus ejemplares, y…al principio todos nos resultan ser una novedad y empezamos a comprarlos y coleccionarlos. Pero más tarde, cuando ya queremos empezar a profundizar más en el tema y buscar realmente ejemplares distintos a lo que habitualmente vemos, nos damos cuenta de que ya hay que buscar fuera de tu comunidad o a veces incluso fuera del país. Ahí empieza ya otra fase de “ese gusanillo” ? . Ya empezamos a buscar por internet, surgen los contactos y empezamos a intercambiar opiniones y adquirir nuevos ejemplares. Actualmente, con el uso de las redes sociales, podemos llegar a aprender muchísimo e intercambiar opiniones y aprender entre todos de forma más rápida. ANÉCDOTA: Hace pocos días publiqué una foto en mi Instagram, y como de costumbre, le pongo el nombre científico de la planta que publico, y entonces alguien me escribió dándome las gracias porque gracias a esa publicación ahora sabe el nombre científico de esa planta que ella también tiene en su colección desde hace un tiempo y no conocía su nombre. (A veces me han llegado a decir: “¡guau!, pero ¿cómo puedes llegar a saber tantos nombres científicos con lo impronunciables que son? ? ”… y yo les respondo que cuando algo te gusta, te motiva y te apasiona, tu mente está más abierta y es capaz de recibir información y retenerla sin trabas.  🙂  ]

En mi colección, después de haber empezado esa fase de investigación por internet y querer conseguir nuevos y exclusivos ejemplares, o incluso esquejes, tengo: desde Holanda (Hatiora salicornioides y semillas de Copiapoa Hypogea y Blossfeldia liliputana), Alemania (Pereskiopsis) , Italia (Opuntia leptocaulis) , Eslovenia (Cylindropuntia leptocaulis) y Reino Unido (Crassula Deceptor).

Y ahora mismo estoy intentando buscar y adquirir dos ejemplares de cactus totalmente diferentes, en cuanto a forma, del concepto que tenemos de cactus. Son algo exclusivo y que próximamente llegarán para formar parte de mi colección. Les mantendré informados de su llegada!!! 🙂

Otra de las fases de esta afición es la de querer propagar nuestros ejemplares, ya sea por esquejes o mediante semillas. Empezamos cogiendo esquejes y enraizándolos, proceso que nos puede llevar un tiempo hasta que logramos ir perfeccionando esa técnica de enraizamiento y dejamos de “tirarnos de los pelos” porque el esqueje se ha estropeado y no ha echado raíces, o porque lo planté antes de haber dejado cicatrizar la herida, entre otras cosas, pero paciencia!, de los errores es de lo que más vamos a ir aprendiendo, así que lo mejor es tener tranquilidad y tomar esos errores como algo positivo para ir mejorando. Sin embargo, si lo que hacemos es intentar sembrar semillas, aquí también vamos a tener que armarnos aún más de nuestra paciencia. Empezamos haciendo nuestro semillero y a las pocas semanas nos damos cuenta de nuestros primeros errores, “¿pero por qué…si yo….? ??”, pues eso…algo ha salido mal, o no nos han germinado o los que nos germinan han terminado afectados por algún tipo de hongo. Pero …NO PASA NADA!… armémonos de paciencia y volvamos a intentarlo! ?   … hasta que le cogemos el truquillo a eso de sembrar y empezamos a buscar cada vez más semillas para germinar, y cualquier “cacharro” jajaja, una botella, una lata, un vaso de yogurt, una bandejita, lo que sea! nos sirve para sembrar…De repente, vemos como esas pequeñas criaturitas van creciendo y creciendo…¡qué alegría!, nos vamos sintiendo más “expertos” en el tema, jejeje, y cogiendo más confianza en uno mismo, ¡qué satisfacción!  🙂

Con el paso del tiempo, vamos reuniendo un volumen considerado de ejemplares sacados de esqueje o semillas y empezamos a trasplantarlos, llegándonos a quedar casi sin espacio en nuestro pequeño jardín, jajaja. Hacemos un listado de nuestras especies, sacamos fotos “como locos” a cada una de ellas, de su evolución, de sus flores, ? ? ¡qué bonitas! ??, intentamos vender o intercambiar algunas para conseguir especies que aún no tenemos y continuar incrementando nuestra colección.

Pufff…. 😐 sin darnos cuenta, hemos llegado a un nivel de experiencia con el cual nos sentimos ya capacitados para poder aconsejar y enseñar a esas personas que quieren iniciarse en este mundo o incluso a veces damos alguna que otra plantita de regalo a amigos o conocidos.

Y por último, ¡agárrense que vienen curvas!, jajaja, si creen que ya lo habíamos vivido todo y que habían leído todo…¡pues no!, ahora llega otra interesantísima fase de los amantes-coleccionistas de cactus y suculentas. Con los conocimientos adquirimos y las experiencias vividas, queremos ir más allá!, ahora nos vamos a adentrar en el mundo de los injertos, si, ¡injertos!, unión de dos plantitas que dan lugar a algo muy original y exclusivo. Como todo, empezamos a informarnos, a buscar como locos en Internet, a comparar ideas y demás…y pronto ya empezamos a realizar injertos sencillitos para ir subiendo el nivel hasta llegar a crear injertos propios. En mi caso, durante mis estudios he llegado a conocer muy bien algunas plantas que no sabía la de opciones que tenían para enlazarlas con otras plantas. Para mí eso fue algo que me llamó mucho la atención y a partir de entonces empecé a “darle vueltas al coco” hasta que he llegado a descubrir combinaciones posibles entre ellas que darían lugar a algo muy original. Espero muy pronto poder compartir en mi web con ustedes algunas fotos de injertos que vaya realizando.

Bueno, ahora sí, esto ha sido todo ¡de momento!  😉

Si tuviera que resumirlo en pocas palabras, sería difícil pero no imposible… por eso lo único que quisiera trasmitirles es que el mundo de las plantas y sus flores es un regalo para nuestros ojos y, en ocasiones, para nuestro paladar, del cual podemos estar siempre aprendiendo más y descubriendo cosas nuevas.

Gracias por haber dedicado tu tiempo a leer este pequeño resumen de lo que ha sido mi recorrido por este mundo, que quizás alguno de ustedes también se sienta identificado con el mismo, jajaja. Si quieren compartir algún comentario al respecto, no duden en hacerlo aquí debajo en la zona de comentarios.

Bienvenidos y encantado de mantener el contacto con todos ustedes!  🙂

Saludos.

Agrayco Garden.

10 comentarios en “ACERCA DE…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *